Connect with us

Crítica de Thor: Ragnarok

Críticas

Crítica de Thor: Ragnarok

Crítica de Thor: Ragnarok

Thor: Ragnarok divierte y entretiene pero esperábamos más…

Con Thor: Ragnarok nos encontramos con la tercera entrega en solitario del dios del Trueno, protagonizada por Chris Hemsworth. Que el título “Ragnarok” no nos engañe pues la película poco tiene que ver con el Ragnarok nórdico o el visto en su adaptación en los cómics. En cambio esta es una película divertida, con mucha acción y efectos especiales de primer nivel. Si Guardianes de la Galaxia es tu hit, Thor: Ragnarok emula esta fórmula de acción y comedia a la perfección.

Sin embargo, creo que el enfoque no es el idóneo ya que el Ragnarok debería hablar del fin del mundo, del fin de los tiempos en Asgard y no simplemente centrarse en una película cómica y desbordante de acción. Esta historia pudo convertirse en algo mucho más épico y trágico, pues cuando llegan los momentos tristes y trágicos, la atmósfera se rompe para darle paso a la broma en turno dejando de lado el momento solemne que se estaba construyendo. La aparición de Hulk dota a la película de excelentes momentos de acción pura y nos hace conocer aún más al personaje de Ruffalo, pero no consigue hacernos dejar la idea de que su inclusión es un mero fan service.

Las emociones de los personajes tampoco fueron del todo bien tratadas. Por un lado tenemos a Thor quien ha perdido a Mjolnir, su inseparable martillo a manos de Hela (no es spoiler, se ve en los tráilers) pero no se siente la pérdida de tan valioso objeto. Tampoco se profundiza en la relación de Thor con ese Hulk más humanizado y se decanta por contarnos chistes en lugar de hacernos ver qué piensan realmente los personajes. Por parte del Loki de Tom Hiddleston, sólo se nos hace ver lo repetitivo y predecible de su personaje y esto es fráncamente una lástima pues es uno de los pocos grandes villanos con los que cuenta el MCU.

El resto del elenco es también desaprovechado pues contamos con una actriz de la talla de Cate Blanchett y el guión sólo consigue mostrarla como la típica villana con ambición de conquistar Asgard sin que le importe nada más aunque no sepamos las motivaciones de su ambición.

Thor: Ragnarok
Thor es una película divertida, que permite ser disfrutada en sus más de dos horas de duración, pero nos hace sentir lo que ya sabíamos: Marvel ha encontrado la fórmula del éxito y por nada del mundo va a querer dejarla. No se profundiza en la historia, en los personajes, no se toman riesgos y sobretodo: No hay innovación. No aborda el complicado terreno de la obra profunda que podría darnos el Ragnarok y en cambio prefiere quedarse en el cómodo terreno de las bromas que le funciona y posiblemente seguirá funcionando.
7

Editor de GranCinema de día. Superhéroe de identidad reservada de noche.

Clic para comentar

Más de Críticas

  • Críticas

    Crítica: Si la colonia hablara

    Por

    Si la colonia hablara Este año, nos renueva en pantalla el director Barry Jenkins su nuevo...

  • Críticas

    Mirreyes vs Godinez – Crítica

    Por

    Mirreyes contra Godinez   Siendo una de las primeras películas mexicanas que se estrena este 2019,...

  • Críticas

    Crítica: La vida misma

    Por

    La vida misma Una hermosa historia de amor puede tomar muchos rumbos Una joven pareja de...

  • Críticas

    Crítica: Creed II

    Por

    Creed II “Rocky Balboa está de regreso”. Por octava ocasión a través de cinco décadas, el...

  • Críticas

    Crítica: El Regreso de Mary Poppins

    Por

    El Regreso de Mary Poppins Más vale tarde… Mary Poppins volvió al número 17 de la...

To Top