Connect with us

Crítica de Nace una Estrella.

Críticas

Crítica de Nace una Estrella.

Nace una estrella: Un remake que nos presenta a un actor que se estrena como director, y a una cantante que se consagra como actriz. 

Por Mónica Heras Berigüete.

Debutar como director con un remake que se ha llevado a la gran pantalla en tres ocasiones, tiene su lado dulce y amargo. Mientras que resulta fácil corregir sobre lo ya creado, las comparaciones son odiosas y el listón puede estar muy alto.

Con todo esto, Bradley Cooper decidió ofrecernos su opera prima con  una cuarta versión de Nace una estrella, aprovechando para darle a Stefani Joanne Angelina Germanotta, akka Lady Gaga, la oportunidad de hacer su primer estelar como actriz, mismo que huele a Oscar, si Natalie Portman (Vox Lux) lo permite.

Si hay algo en lo que la crítica coincide casi por unanimidad, es precisamente en la actuación de la cantante, que deja a un lado su excentricidad, el maquillaje y las lentejuelas, para ofrecernos una interpretación de Ally honesta y llena de matices. Un personaje que nos enamora con su transformación de una camarera conformista y un tanto pesimista, hacia una gran estrella ganadora de Grammy’s . Y todo gracias a Jackson Maine (Bradley Cooper), un cantante de música country en pleno declive.

Sin embargo, se han escuchado ya los reproches a la Ally del 2018. En plena transformación de la industria de Hollywood con el movimiento #MeToo, esta nueva puesta en escena pedía a gritos una dosis feminista, y no a una mujer controlada y supeditada a la sombra de los hombres que la rodean: su padre, su productor y su marido.

Lo mejor de la película son los números musicales, interpretados magistralmente por una pareja que salpica con su química cada nota. ¿Lo peor? Para mi gusto, que no cuenta nada nuevo. El único plus que ofrece es la rendija que abre, dejándonos adivinar el pasado de Jack, víctima de un padre alcohólico al que idealizó, y que contribuyó a forjar su carácter autodestructivo.

Fuera de eso, ya nos sabemos la historia. Hayamos visto o no las versiones con Janet Gaynor y Fredric March (1937), Judy Garland y James Mason (1954) o la de Barbra Streisand y Kris Kristofferson (1976); la atención decae en la segunda mitad, el ritmo se hace tedioso y el final se apetece previsible y melodramático.

Pese a todo me gustó. Eso sí, como una película más de amor, o de pasiones diría yo, donde la música envuelve la historia y nos demuestra que el éxito, puede darle brillo o sombra a cualquiera.

Clic para comentar

Más de Críticas

  • Críticas

    Contra lo imposible -Crítica

    Por

    Contra lo imposible: Ford vs Ferrari Por: Victor Ayuso

  • Artículos

    Crítica – Maléfica: Dueña del Mal

    Por

    Crítica - Maléfica: Dueña del Mal Por: Victor Guizar

  • Artículos

    ¿Las películas de Marvel no son cine?

    Por

    ¿Las películas de Marvel no son cine? Por: Victor Ayuso

  • Actualidad

    Crítica: “Joker” de Todd Phillips

    Por

    Crítica: "Joker" de Todd Phillips Por: Victor Guizar

  • Actualidad

    Crítica: Rambo: Last Blood

    Por

    Crítica: Rambo: Last Blood Por: Victor Guizar

Trending

CRÍTICAS

Críticas

Crítica de Deadpool 2

Por 19 mayo, 2018

Críticas

Crítica de ¡Hombre al Agua!

Por 12 mayo, 2018

Críticas

Crítica de Infinity War

Por 8 mayo, 2018

Críticas

Crítica de Isla de Perros

Por 5 mayo, 2018
To Top